La empresa que no se adapte a lo digital será pronto un dinosaurio extinto




92% de los líderes de negocios y recursos humanos han identificado la necesidad crítica de rediseñar su organización frente a los cambios disruptivos en la tecnología digital, los modelos de negocio y la composición demográfica de la fuerza de trabajo. Este es uno de los principales resultados de la cuarta edición del estudio de la firma Deloitte titulado “Tendencias globales de capital humano 2016: La nueva organización, diferente por diseño”.

A pesar de eso, tan solo un 14% de los ejecutivos creen que su compañía está lista para rediseñar efectivamente su empresa frente a este reto.

Este es uno de los estudios más grandes a nivel mundial sobre fuerza de trabajo, liderazgo y desafíos de recursos humanos en el que se consulta a más de 7,000 líderes de negocios en 130 países.

En las tres primeras ediciones del estudio, las compañías habían externado una alta prioridad en aumentar el compromiso de los empleados y la retención, así como el mejoramiento del liderazgo y la creación de una cultura significativa.

Lo novedoso es que en los resultados de este año por primera vez se evidencia que casi la mitad de las empresas encuestadas -el 45%- están en la mitad de una reestructuración, un 39% planeando y un 6% ejecutándola.

Resultados y tendencias

La investigación de este año indica claramente que las compañías están revisando su estructura organizacional y moviéndose de modelos de negocios jerárquicos, funcionales, hacia “redes de grupos” multidisciplinarios, en un esfuerzo por convertirse en más ágiles, colaborativos y enfocados en el cliente.

A pesar del enorme interés en este cambio, solo el 21% de los consultados se sienten expertos en construir equipos multidisciplinarios, y tan solo el 12% entiende la forma en que la gente trabaja junta actualmente.

Además, la diversidad generacional está aumentando mientras que los millennials, con altas expectativas de crecimiento personal, trabajan lado a lado con baby boomers, muchos de los cuales están retrasando su retiro.

Un nuevo contrato social, impulsado por demandas de rápido crecimiento de carrera, acuerdos de trabajo flexible y aumento en el número de contratos y trabajadores a tiempo parcial, están cambiando dramáticamente la relación patrono-trabajador.

El nuevo mundo del trabajo digital sigue impulsando estos cambios. Un 74% de los ejecutivos han identificado como prioridad un enfoque digital en los departamos de recursos humanos, es decir: el rediseño completo de herramientas y servicios de recursos humanos alrededor de la tecnología digital.

Un 42% de las compañías están rediseñando sus sistemas de RR HH para soporte móvil y sistemas de aprendizaje “justo a tiempo” y un 59% están cambiando su sistema de soporte de oficina de RR HH a plataforma móvil, en un esfuerzo por hacerlo más fácil para los empleados.

El pensamiento de diseño, una nueva disciplina en desarrollo enfocada en estrategias centradas en el cliente, ha emergido como una nueva tendencia principal que está transformando los enfoques de las compañías para manejar, apoyar y entrenar a su fuerza de trabajo.

De hecho, 79% de los ejecutivos calificaron el “pensamiento de diseño” como una prioridad para el 2016.

Los modelos de liderazgo están cambiando. El reporte de Deloitte revela que la pirámide de liderazgo tradicional no está produciendo líderes con suficiente rapidez.

Cincuenta y seis por ciento de los encuestados reportan que sus compañías no están listas para cumplir sus necesidades de liderazgo, y más de 1 en 5 encuestados (22%) reportan no tener programas de liderazgo para millennials.

Para abordar este tema, un 89% de los encuestados citaron el fortalecimiento, la reingeniería y la mejora del liderazgo organizacional como prioridades importantes en el año que viene.

“Correr más rápido en la ruta del desarrollo de liderazgo tradicional no resolverá estos desafíos perennes”, dijo Brett Walsh, líder de capital humano global de Deloitte.

“Las compañías deben hacer y sostener inversiones en identificar y alimentar líderes desde el principio de sus carreras. Convirtiendo la jerarquía corporativa tradicional en su cabeza, de forma disciplinada, ayudará a desarrollar redes de equipos y generar liderazgo.

Los líderes senior y estructuras tradicionales de organización necesitarán evolucionar para tomar ventaja total de una cartera de liderazgo reenergizada”.

Fuente: Deloitte
Share on Google Plus

About Ignacio Ardila

    Blogger Comment
    Facebook Comment

0 comentarios :

Publicar un comentario